DISCURSO DE JUANA MANSO. ASOCIACIÓN DE PRECEPTORAS. 1869.

El dia 24 de enero de 1870, bajo la presidencia de Juana Manso en representacion del Consejo de Instruccion Pública, se forma la Asociacion de las Preceptoras. Sus objetivos eran: 1° elevar la dignidad del profesorado. 2° elevar la categoria de las escuelas á sumas alta mision. Se establecía una cuota mensual de 25 pesos moneda corriente para atender los gastos que las conferencias para maestras acarreaban. El Preámbulo de su Constitución decía:

Como medio de elevar la profesion de Maestras, y promover los intereses de la educacion en la ciudad de Buenos Aires, como asimismo costear los gastos que demanden las conferencias á que somos obligadas, las abajo firmadas nos unimos para los propósitos indicados…

El 3 de Febrero se inaugura la Sociedad, Juana da un breve discurso ya que prefiere los hechos á las palabras y cede su lugar al Sr. D. Fernando Berghmans, calígrafo encargado por el Departamento de Escuelas, de enseñar su sistema. La inauguración terminó siendo la Primera Lección de la Tercera Conferencia de Maestras.

Con estas palabras se inaugura la primera asociación de maestras de Buenos Aires, un antecedente que generalmente no se registra.

DISCURSO PRONUNCIADO POR LA SEÑORA PRESIDENTA DE LA SOCIEDAD DE PRECEPTORAS EN EL DIA DE LA INAUGURACION.

SEÑORAS :

Llamada á presidir Nuestras fraternales reuniones, he aceptado tan inmerecido honor para demostraros solo, la fé que me anima y probaros palpablemente cuanto es mi anhelo porque se realicen nuestras justas aspiraciones.

La carrera del profesorado, una de las mas dignas y santas de la tierra, necesitaba levantarse del letargo en que parece sumida, y ocupar el lugar que su mision misma le señala.

Empezamos á dar los primeros pasos para esto.—Hoy nos reunimos con el objeto de atender al bien general, y á las necesidades particulares de cada una de nosotras por medio de ese gran motor al que tantos progresos se deben, la asociacion.—Mañana elevándonos poco á poco, marchando paso á paso, nos reuniremos tambien para digníficar esta carrera, aceptada en unas por amor, y en otras por necesidad, pero desempeñada por todas con lealtad y abnegacion.

Formar de todas las preceptoras un cuerpo colegiado, organizar una asociacion que asegurando el presente garanta tambien el porvenir; en noblecer la carrera, si me permitis esta palabra, como lo exige nuestro deber, como lo dice nuestra misIon, propender á nuestro adelanto, por medio de nuestros mútuos esfuerzos, he ahi, Sras. el punto hacia el cual deben converger nuestras miradas; hé ahi el primer anhelo de nuestra alma.

Realizaremos estas aspiraciones señoras?

En nuestra mano y en nuestro poder está.-Unamos todas muestras fuerzas, hagamos de todos nuestros deseos uno solo, y en un dia no muy lejano contemplarémos premiados nuestros afanes, viendo que es ya un hecho, lo que hoy es solo una idea.

He dicho.

Juana Manso

Anales de la Educación Común, Vol. VIII, 1869.