D. GABRIEL FUENTES. NECROLOGIA. JUANA MANSO. 1865.

El Vice-Presidente del Consejo de Insruccion Pública, y actual Gefe del Departamento de Escuelas, ha fallecido el Lúnes 25 del corriente.

Persona respetable de nuestra sociedad, este último año ha servido en el Departamento de Escuelas con actividad, si se consideran sus numerosos y apremiantes quehacerse, como cura parroco de una de las Iglesias mas céntricas, en barrio tan populoso como San Miguel.

En las frecuentes conversaciones que con el Dr. Fuentes tuvimos en el Departamento de Escuelas, encontramos en él, sino un conocimiento personal de la materia educacionista, á lo menos muy buena voluntad, y mucho deseo de ser útil al pais; precisamente en la última entrevista con motivo de los premios de 1864 pagados á la Escuela de Ambos Sexos N°1 y recorriendo diversos puntos de la Instrucción dijo estas textuales palabras.

-Todo mi empeño es colocar la Ιnstruccion en manos del pueblo, por eso he convocado comisiones de vecinos creo que alcanzaré mi objetivo.

La muerte acaba de truncar tan noble ambicion y aquel que dispone del hombre segun su santa voluntad, lo ha llamado á sí antes de terminar su obra.

Ηubo un momento en que pudimos quejarnos del proceder del Dr. Fuentes, y con tanta mas amargura cuanto que nos era simpatico, por la dulzura de sus maneras y por constarnos su genial caballerosidad; hoy que solo quedan sus restos y su memoria, sentimos un melancolico placer en parar nuestro pensamiento al borde de esa tumba recien abierta, y pagar un tributo de amistad, tanto mas ingenuo y sincero, cuanto que yá no puede oirnos, ni sernos útil, a quien lo dedicamos.

Εs un amigo de ménos para la niñez: y un miembro útil de la sociedad que desaparece: es la ley de la vida, debemos resignarnos, y tomando de nuevo nuestra cruz, marchar adelante, hasta que suene la hora en que la dejemos tambien al borde del camino, comο el único recuerdo de nuestro pasaje por la tierra.

ΕΙ Sr. Fuentes sirvίó el curato de San Μiguel por el espacio de 24 años y el vecindario de su parroquia pidiό al Gobierno que allί quedasen sepultados tus restos, cosa que fue al punto concedida, abriéndose la sepultura en la entrada de la Iglesia.

Ηé ahí pues todo cuanto resta del activo ciudadano, del sacerdote generoso, del que ayer lleno de vida, se preparaba á dejar en manos del pueblo la educacion de la niñez! una piedra que hollarán en adelante los que fueron sus feligreses!

La muerte es una enseñanza profunda para la vida, una leccion incesante que por cada dia que pasa, templa y vigoriza entristeciéndolo, el corazon del hombre.

Ortografía original

ANALES DE LA EDUCACIÓN COMÚN. VOLUΜΕΝ ΙΙΙ-ΒUΕΝ0S ΑΙRΕS, DICIEMBRE 31 DΕ 1865.-ΝÚM. 30, página 153.