Movimiento de la Educación en la República y en la Provincia de Buenos Aires. 1869. Juana Manso

Inauguramos el 4 º año de existencia de los Anales de la Educacion, con la reseña de lo ocurrido en el lapso de tiempo desde nuestra última revista en Diciembre de 1867, hasta la fecha. La Administracion Nacional presidida hoy por el Sr. D. Domingo F. Sarmiento, ha realizado en mucho lo que la anterior majistratura dejó ya presupuestado ó dispuesto, acrecentando otras numerosas medidas preliminales y tendentes á hacer de la educacion pública una cosa real en la República Arjentina.

Se han establecido ó están en via de establecerse colejios nacionales donde aun no existian. Las provincias son subvencionadas para su instruccion primaria, y se han hecho remesas regulares de libros. Un Inspector Jeneral de colejios nacionales recorre en estos momentos las provincias y debido á su presencia en Entre-Rios, esa provincia ha formado un Departamento de Escuelas.

Se han mandado traducir obras de vital interés, ayudando á la impresion de obras.

La Memoria del Sr. Ministro del Culto, Justicia é Instruccion Pública, de este año, es un escrito notable no solo por la erudicion y conocida lucidéz de estilo de su autor, sino por la exposicion científica de los principios de la educacion comun. No hay, dice Boatwell, un signo mas característico del verdadero talento, como la humildad para aprender; el Dr. Avellaneda como su antecesor el ilustrado Dr. Costa, en lugar de inventos desautorizados ha preferido sujetarse á la escuela clásica de la educacion, constituyéndose en el expositor racional de doctrinas sancionadas por la práctica de treinta años y la experiencia madre de la ciencia. En el número de Setiembre tendremos el honor de trascribir la parte de la Memoria del Sr. Ministro del Culto que versa sobre la educacion, agradeciéndole en esta ocasion la bondadosa deferencia con que ha ponderado al H. C. nuestros ténues afanes en pró de la educacion. Es de lamentarse que la economía tradicional prevaleciendo en la ilustrada opinion del Congreso haya sacado victoriosa la ignorancia una vez mas, negando los fondos necesarios para la creacion de un Departamento de educacion nacional como ya se propuso el año pasado; fondos con que hubiérase podido obtener aquí la asistencia del Sr. Wickersham uno de los primeros educacionistas de la Union Americana; y otros para la difusion de las obras de Henry Bernard ó de Horacio Mann, á la vez que el mismo Congreso decretaba la compra de 4,000 ejemplares del Compendio de Historia Moderna de un Sr. Barbatti, obra de tan escaso merecimiento, como inadecuada al desideratum de la enseñanza de la historia. Estos hechos nos revelan que la opinion no está formada en el seno mismo del Congreso sobre lo que constituye el capital del pais. El capital de un pais es la fuerza productora de la sociedad, y esta fuerza es la intelijencia cultivada, la cantidad de cerebro cultivado como dijo una vez el gobernador Washburn. Sin esta fuerza, pues; (dice Boatwel actual Ministro del gabinete de Washington) los ganados, las tierras, los bosques y las minas son NADA. Es preciso una verdadera conjuracion contra la ignorancia jeneratriz de la miseria y del vicio; es preciso á todo costo rescatar nuestra tierra de las garras de la barbarie, fijemos en nuestra mente que lo contrario no es cumplir la revolucion de la Independencia sino continuar la obra de la Colonia. Jamás estirparemos el caudillaje, la montonera, el bandalaje, si dejamos en pié el elemento que alimenta esas eternas perturbaciones enemigas de la paz, del órden, y que se anteponen á todo progreso. Solo estancando la ignorancia convertirémos la miseria en riqueza y la ociosidad en labor. Es bochornoso que debido á tanta parcimonia se imprima una edicion diminuta de la “Economía de las Escuelas” por Wickersham y que por materia de algunos pesos de sueldo se prive al pais de los servicios de ese educacionista retardando así la planteacion del sistema por falta del maquinista que lo conoce y sabe manejarlo. Aconsejamos al Dr. Avellaneda que el año venidero insista en sus propósitos y proyectos.

En esta provincia la nueva administracion ha efectuado algunos cambios en el personal del Departamento de Escuelas; cambios que podrian ser muy provechosos, sin la idea que prevalece del gobierno personal sobre las escuelas, con facultades extraordinarias. Este error proviene acaso de no abrigar una idea clara de lo que es la educacion del pueblo. En los paises imperialistas, la educacion es un ramo de la administracion. En los países libres, es una institucion organizada con rentas propias, leyes especiales que la rijen, funcionarios responsables, electi vos y limitados en su accion. Esta verdad es tan ignorada como es el asunto de la educacion y la jeneral indiferencia conque se mira. Así vemos en 1863 atarse las escuelas á la soga de la Universidad en lugar de volverá la Municipalidad cuya ley orgánica le demarca su sostén. El Departamento de Escuelas creado por ley de 1856, fué espresamente erijido para aprovechar la idoneidad del Sr. Sarmiento que habia hecho estudios especiales sobre la materia, é iba á plantear en el pais el sistema de escuelas comunes de que fueron ensayos las dos escuelas parroquiales de la Catedral al Norte y Sud, y la ley de fondos para escuelas. Otra medida recientemente adoptada ha sido la reorganizacion del Consejo de Instruccion Publica. Tan feliz como ha sido el gobierno en la eleccion de las personas que lo componen, es inadecuada la mision á que ese Consejo parece destinado, sin vida propia, sin mocion, y que solo parece creado para salvar las responsabilidades de destituciones premiosas.

No queremos traer á comparendo el proceder de los Estados Unidos en esta materia, vamos á invocar, el ejemplo de la Prusia, el pais mas militarizado de la Europa, la monarquia de acero. En el sistema de educacion de Prusia, hay un ministro del reino, de Instruccion Pública, Culto é Hijiene, asistido por un consejo jeneral que se subdivide en tres consejos, uno para cada ramo al cargo del ministerio. El Consejo de Instruccion Pública tiene su Presidente y su Secretario ad hoc con entera independencia del ministro del ramo. Ese Consejo de Prusia es de carácter coadyutor, mientras el que acaba de instalarse en esta provincia es un mero Cuerpo Consultivo sin voto restrictivo, y presidido por el propio Gefe del Departamento de Escuetas investido de la suma total de la autoridad indeterminada é irresponsable. De dónde tomamos nosotros pues estos modelos de parlamentos á la Luis XIV reversibles en lit de Justice? Por qué buscando la República, caemos en la forma del gobierno monacal? Nuestro ideal es la libertad, pero si esta no es institucional jamas será una realidad real entre nosotros. Qué objeto ha inducido la creacion de este consejo? Si fuese garantirnos contra los ensayos desautorizados de la inesperiencia, no habria sido mas apropósito que el Consejo tuviese siquiera el carácter de coadyutor para ese desideratum? Ese mismo Consejo de Prusia, tiene reuniones quincenales para la discusion de los tópicos educacionales, mientras aquí el Consejo solo se reunirá cuando lo determine el Gefe. No es posible una presion mas completa, y mal grado los buenos deseos que animan á los miembros del actual Consejo no nos aventurariamos á garantir ni su eficacia ni su duracion. La Universidad se ha dirigido al gobierno tambien, solicitando permiso para visitar los colegios particulares y recoger los siguientes datos:

Ubicacion.

 Condiciones del local.

 Personal docente.

Enseñanza.

 Condiciones de los alumnos.

 Penas y recompensas.

Medios de estudio.

Podríamos contestar á cada uno de estos requesitos sin las penalidades de la excursion.

La ubicacion? Central, esos Colegios los mantiene la gente decente— salvo algunos Seminarios en las cercanías pero en condiciones iguales, es decir decentes.

Las condiciones del local? malas por lo general. El personal? De todo como en la viña del Señor; bueno y malo. Enseñanza? Estéril, corre parejas con la de la Universidad, haciendo lícitas salvedades. Condiciones de los alumnos? Decentes todos, es decir hijos de gente rica, los colegios particulares son carísimos.—Penas y recompensas? – Las penas por lo general descansan en la violacion de la ley fundamental de la enseñanza, la asociacion del estudio y del placer: es decir que el estudio sirve de castigo. Omite un niño su leccion de memoria? Que estudie el doble!—Al que no quiere caldo la taza llena.—Se rie el niño ó habla, ó salta, en la clase donde disciplina parece sinónimo de inmovilidad, entonces se le hace conjugar el verbo en que fué cometido el pecado para quitarle por mucho tiempo las ganas de reincidir. Y cosa rara Reinciden á cada paso! En cuanto á las recompensas, todavia siguen preparando adeptos á la legion de honor, y á la órden del mérito!

Los medios de estudio? La recitacion de memoria, desde 2 por una es 2, hasta todo fiel cristiano etc.

Conocemos otro proceso de enseñar á no ser las palabras?

Estamos habituados á entrar por las ventanas mientras las puertas se conservan amuralladas.

Lo que importa conocer principalmente, es cuanto gastan los particulares, y cuando el Estado, en educar mal para el desarrollo intelectual, y peor para la práctica de las instituciones republicanas, esa juventud que al llegar á la virilidad de la vida, labrará con sus hechos la inmutable historia de nuestra amada patria. Gloriosa si ellos son bien educados. Infamatoria si siguen la senda por donde transitan nuestras nacientes generaciones.

Esta oficiosa oferta de la Universidad no es mas que la repeticion ineficaz de la indagacion autoritativa que se llevó a cabo en 1860 como puede verse en el 3 º Informe del Departamento de Escuelas de ese año.

Esta atribucion no pertenece tampoco á la Universidad sino al Departamento de Escuelas, que es la oficina instalada para recolectar todos los datos que sirven á presentar el cuadro general del estado de la educacion en toda la provincia sin escepcion de los colegios y escuelas particulares.

Iguales pesquizas se efectuaron en los Estados Americanos cuando se lanzaron las bases de su eficaz sistema de educacion popular.

Fué una de las atribuciones del Consejo del Massachussetts y el objeto de tales investigaciones era el impuesto sobre escuelas puesto que es un principio constituitivo del sistema de educacion comun que sin impuesto universal no puede tampoco existir educacion universal como la requieren los paises republicanos ó que por lo menos aspiran á serlo.

 La autorizacion ha sido empero concedida á la Universidad que esperamos dirá cosas bellísimas pero que no producirá otro efecto sino aumento de confusion.

 Por ahora tenemos una Babel en miniatura, muy interesante.

Gobierno absoluto sobre las escuelas.

Tutela filantrópica de una sociedad de señoras sobre la educacion que se otorga de limosna á las niñas pobres.

La Universidad visitando los colegios decentes ó particulares.

 Un Consejo de Instrucclon Pública sin vida propía.

La educacion de los pobres costeada por el presupuesto general; y la educacion de los ricos costeada por separado por los particulares.

La Municipalidad creando escuelas y subvencionando otras que no existen.

Nadie tiene atribuciones ni limitaciones á no ser el Consejo, que ignora cuáles son las atribuciones de su presidente y las de su secretario: Aún de carácter transitorio estas irregularidades son funestas.

Se ha mandado elaborar la ley de Escuelas por el Departamento respectivo, entre tanto es un principio reconocido—que solo la legislatura tiene la facultad de legislar; facultad tan indeclinable como indelegable. Deseariamos que el proyecto fuese presentado por algun señor Diputado para salvar las apariencias á lo menos del sistema representativo.

Sentimos tener que censurar cuando nuestro íntimo deseo sería aplaudir, pero ni podemos dejar de proceder así desde que nuestro punto objetivo son los intereses de la educacion.

Sin embargo, debemos declarar en honor de la verdad, que el actual gobernador de la Provincia, tiene tan buenos deseos como sanas intenciones, y que en conservaciones particulares con él, hemos podido notar que está al cabo de todas las deficiencias de nuestro caos educacionista, y se propone en cuanto quepa en sus facultades remediar males de tanta trascendencia para el porvenir, como de desfallecimiento en el presente. Y vamos alimentándonos con esperanzas.

 Respecto á las medidas que el nuevo Gefe haya tomado, solo sabemos que se ocupa de visitar las escuelas y que las conferencias de maestros han vuelto á funcionar con asistencia de las maestras de escuelas para ambos sexos.

Juana Manso

Anales de la Educación Común. Volumen VIII, Agosto, 1869.

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart