Los pensamientos de Horacio Mann por Juana Manso- Anales- 1867

La viuda del ilustre apóstol de la educación común en la nueva Inglaterra, nos ha obsequiado con un retrato en gravura de su amado esposo y un precioso libro con el título de Pensamientos de Horacio Mann. La edición de este libro es una galante miniatura del arte tipo gráfico y de la encuadernación, uniéndose la solidez, el gusto y la belleza. En cuanto a su contenido, puede clasificarse como el Evangelio de la Humanidad.
El alma de Horacio Mann está vivificada en aquellas p{aginas, en toda la pureza mística de sus aéreas formas, en todo el aroma de sus inspiraciones religiosas, en toda la nítida transparencia de su origen angelical. Horacio Mann es el mito de la sabiduría griega purificada por el soplo del cristianismo. A veces como una nítida paloma, aquella alma abre sus alas y se remonta perdiéndose en las diáfanas bóvedas del espacio, otras se repliega súbitamente y viene abatirse súbitamente penetrada de humildad al pie de la Cruz del Gólgota. La armonía del lenguaje, la novedad de las imágenes, la precisión de los preceptos ajustados a la más estricta equidad como si Dios se los dictara al oído, la elegancia del estilo, la dulzura de los consejos, la elevación de las ideas, la energía diamantina de la verdad y de la moral, jamás este conjunto encantador se nos había presentado en obra alguna de literatura. Solo el corazón de una mujer amante, de una esposa que vivió al contacto de aquella alma, pudo con el tacto fino y la penetración del organismo femenino, disputar a la muerte el ser querido, preservarlo del olvido, e inmortalizarlo sin rival entra los sabios, formando de fragmentos diversos un todo compacto y homogéneo.
Pero los pensamientos de Horacio Mann, son a la vez un tesoro de esa poesía infinita, que Dios ha derramado en la creación, y cuyo secreto sorprenden solo los seres privilegiados. Un libro de pensamientos que tiene un fondo de romance, desenvolvimiento, interés, desenlance; la base de ese libro es Dios, revelándose a la humanidad, es la historia del alma humana, el estudio de su desarrollo, de sus pasiones, de sus errores, de sus sufrimientos. La misión de la ciencia matemática, las revelaciones de la naturaleza, las íntimas relaciones de la ciencia y de la religión. Él ha reunido como en un foco químico las facciones de la humanidad para dejarlas estereotipadas en su bella alma, vaciada sobre esas páginas inmortales. En adelante, los «Anales» registrarán en sus columnas estos pensamientos, y Dios permita que podamos un día, reunirlos en un libro, tan digno de servir a las meditaciones del sabio, como de preparación al joven neófito de la vida. En cuanto al retrato, obra del lápiz de una hermana política de Mr. Mann ha sido grabado sobre acero admirablemente por Sartain; es el rostro de un niño la frente de un sabio, la cabeza donde la nieve de los años ha desteñido el cabello sin disipar la santa confianza de la juventud.
A una mujer estuvo reservado también fundir en Roma la estatua inaugurada en Boston el año pasado.

Juana Manso. Anales de Educación Común. 1867

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart