Inspección de locales. Juana Manso

Es sensible la falta de una Inspección de locales; hacen apenas dos años que el Gobierno gastó más de doce mil pesos m/n en componer la Escuela de Ambos Sexos N. ° 1, y hoy se encuentra de nuevo en peores condiciones que al determinarse aquella compostura. Los techos se llueven como afuera; el agua ha roto los lienzos de los cielos rasos que penden a guisa de guiñapos sucios.

El papel se ha desprendido de los muros en jirones, el verdín ha vuelto a teñir las paredes y todo aquel edificio presenta un aspecto lúgubre de ruina! Ignora el Departamento estos pormenores, o cierra los ojos para no verlos? Cuándo se creará una Inspección de locales? Si no fuera por no exponer más las groserías y desaires que más de una escuela nos prodigaría, negándonos el derecho de visita que cualquier particular está habilitado a ejercer, por cierto que aprovecharíamos el fin de año para hacer una visita general a las Escuelas, levantar un cuadro estadístico general, una reseña del estado de la instrucción, métodos  o sistemas de enseñanza y necesidades en general; pero francamente malgré nuestro reconocido empeño por el desarrollo de la educación, no nos sentimos fuertes para arrastrar la tempestad que provocaría un tal paso; advirtiendo que a esa clase de visitas no oficiales, se ha debido en toda parte del mundo el adelanto de las Escuelas. Mann y Bernard visitaron un sin número de Escuelas en sus respectivos Estados; la diferencia es sencilla; en Norte América los intereses privados están subordinados al interés general; nosotros vice-versa, sacrificamos el interés general á las conveniencias particulares; y tal cosa importante y de trascendencia, no se ejecutará si D. Fulano o D. Mengano no la encuentran de su agrado.

Así, por ejemplo, para Escuela de menor importancia que cabría en un edificio de 1200 pesos, se pagan 2,000 y. …&… . . . . .&. . . .!.. . . Librenos Dios de aconsejar más reformas; más de una vez casi hemos sido víctimas del bélico furor de personas empleadas en la instrucción.

En fin, diremos siempre que más ven cuatro ojos que dos.

Juana Manso Anales de Educación Común . 1866

 

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart