Εl Sr. Jacques por Juana Manso. Anales 1865.

Un atleta ménos del pensamiento.

Un operario ménos de la ciencia, de la libertad y de la democracia!

Τodos hemos perdido algo con esa existencia tan sύbitamente evaporada!

La familia su apoyo.

Εl gobierno un empleado deinestimable precio.

Εl pais un Εducacionista.

La sociedad un noble corazon.

La juventud un maestro que él solo, valia por cinco Profesores!

Εl Sr. Jacques dictaba Cuatro catédras y dirigia el Colegio Νacional, posicion que de por si requiere una vasta capacidad!

Νo abundan tanto los hombres eminentes eomo el Dr. Jacques para encontrar un reemplazante de la noche a la mañana que presente condiciones idénticas á las de aquel malogrado filόsofo, matemático, y hombre de tanta inteligencia como nobleza de alma!

Αpenas se supo el fatal acontecimiento los Señores Μinistros, de la Ιnstruccion Pública y del Interior se trasladaron á casa del Dr. Jacques, ordenándose la autopsia del cadaver y demas disposiciones necesarias.

Τodos los gastos han sido costeados por el gobierno desde el reconocimiento del cuerpo, hasta la bόveda en que descansan sus restos!

Se ha enlutado la familia, se adoptarán los huérfanos, en fin, á la accion de aquel que la muerte acaba de arrebatar á su esposa y á sus hijos, ha sucedido la mano amiga de un gobierno ilustrado que no pudiendo volver á la vida al que Dios Ilamό á su seno, hace al ménos cuanto le dicta la filantropia y su respeto á la memoria del sabio para tornar ménos acerbo tan rudo golpe.

Sin espacio de que disponer en este número, en breve consagrarémos algunas páginas de los Αnales á los rasgos biográficos del Dr. Jacques y demas pοrmenores interesantes de su muerte, porque para la educacion de la juventud ha sido esta, una pérdida irreparable !

Su biblioteca de la juventud queda trunca, los vastos planes que le estaba confiado trazar inconexos tal vez, ό al ménos incompletos!

Αquella fisonomia simpática, aquella palabra elocuente y graciosa, todo ha enmudecido para siempre!

Dios haya recibido el alma del justo, una lágrima sobre su tιmba!

Juana Manso.

Ortografía original. Anales de la Educación Común. Vol.III. 1865.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart